InfoNoticias

Visionar una nueva área: nuestra experiencia con Aceros AZA

Te contamos la metodología que Trébol Consultores ha desarrollado para acompañar a personas y a un equipo a darle forma a una nueva área en desarrollo dentro de una organización.

Escrito por Trébol Consultores.

En el mundo que vivimos hoy, caracterizado por un entorno cambiante e impredecible, adaptarse y proponer nuevas ideas es un desafío del que no podemos escapar. Y quedarse haciendo siempre lo mismo puede significar un riesgo tanto para las personas como para los equipos y áreas. Es por eso que los impulsos de Innovación y Transformación son relevantes e incluso hoy hay cada vez más organizaciones que están desarrollando áreas específicamente dedicadas a sostener esta visión dentro de su estructura.

Cuando eso sucede, y se desarrollan nuevas áreas, el mayor desafío siempre será cómo empezar y cómo hacer que un grupo de personas se transforme en un equipo que tiene un objetivo común, acorde con lo que la organización necesita y que le haga sentido a cada persona que es parte del equipo. Con esta necesidad, es que llegó el recientemente formado equipo de Transformación de Aceros AZA, cliente con el que venimos trabajando en varias instancias, para apoyarles en la génesis y lineamientos iniciales para la conformación de su nueva gerencia.

Así como con este cliente, con otros equipos y espacios ya hemos colaborado en estos estadios iniciales, donde las preguntas son muchas y los caminos posibles son infinitos. Nuestro rol aquí ha sido -a través de jornadas y espacios de diálogo- ayudar a tomar decisiones y a no perder de vista el sentido organizacional de la creación de un nuevo equipo/área. Te contamos aquí en grueso, como hemos trazado este proceso:

1. Siempre partir desde las personas: sus sueños, expectativas y emociones asociadas a comenzar a ser parte de un nuevo proyecto, pues eso siempre dará luces del nivel de entusiasmo, compromiso y

 

entendimiento de su rol en el área. Puede no siempre estar claro y eso no es un problema, pero es beneficioso declararlo.

2. Trazar un mapa organizacional: que recoja la historia y razón de ser del área/empresa, la situación y desafíos actuales, las tendencias del mundo y la sociedad de donde se es parte y las necesidades de stakeholders (clientes, colaboradores, comunidad, etc.). Esta información dará el marco donde todas las conversaciones se deben dar.

3. Definir una visión: entendiendo por ésta la imagen del futuro tal como es entendida por el área y la cual, como elementos claves, debe incorporar las fortalezas con las que ya se cuenta, estar orientada al futuro, ser arriesgada e inspiradora. Si una visión no moviliza, entonces no ha sido bien desarrollada.

4. Ponerse operativos/as: desde este trabajo entonces podemos ya definir una misión (un cómo vamos a lograr aquello que visionamos) e incluso hacerlo a través de líneas estratégicas y lo que visualizamos como logros para un primer año.

Con todo este avance, un equipo ya ha trazado su primer gran dibujo y desde ahí, es hora de empezar a contrastar con la realidad e ir flexiblemente haciendo modificaciones a lo planificado originalmente. Nuestra experiencia con Transformación de Aceros AZA fue de gran satisfacción y les permitió «sentir que fue una gran jornada donde nos pusimos de acuerdo y tuvimos avances que no creíamos podíamos lograr» en sus propias palabras.

Si estás desarrollando un nuevo equipo/área o crees que es importante re-mirar proceso antiguos y darle este impulso, puedes escribirnos a contacto@trebolconsultores.c

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.