ColumnasInfo

¿Liderazgo en crisis? Las habilidades necesarias para tiempos inciertos

¿Cuáles son las demandas para el liderazgo en tiempos de cambios complejos, de crisis e incertidumbre? Revisamos en el siguiente artículo lo que las últimas investigaciones están iluminando sobre liderazgo para las crisis:

Escrito por Trébol Consultores.

(El siguiente es un extracto de las ideas centrales del libro Leadership during Crisis, de Lindsay Anderson. más info en este link)
 
Las investigaciones de la academia se inclinan cada vez más hacia la noción de que el liderazgo es la habilidad de influenciar y guiar a otros hacia metas comunes, descartando la noción de liderazgo como las funciones que se desprenden de ostentar una posición formal. Y han sido justamente las situaciones de crisis las que han ayudado a armar esta concepción.
 
Es claro que para el manejo efectivo de crisis ya no basta con estrategias de mando y control, que es cuando personas en puestos de autoridad fuerzan a que el resto se comporte de una determinada forma usando la fuerza, el control y la obediencia como los mecanismos coercitivos para lograr el estado deseado.
 
Hoy,  hemos entendido que las crisis son rupturas de los cada vez más complejos sistemas en los que vivimos: sociales, económicos, laborales, comunitarios. Por tanto, los impactos de las crisis no son lineales ni menos predecibles. Además, se ha observado sistemáticamente que en situaciones de crisis y desastres, surge una conducta emergente: individuos, equipos u organizaciones asumen nuevos roles o adaptan sus funciones para hacer frente a las necesidades de la crisis. La formalidad de un rol ya no asegura que será la persona que lidere una crisis o que la lidere efectivamente.
 

En este contexto, ya sea mediante un liderazgo formal o emergente, se han estudiado los comportamientos de quienes guían efectivamente a sus equipos o grupos en situaciones de crisis. Te contamos algunos de éstos:

1. Asumen y demuestran responsabilidad: tomar responsabilidad pública y hacerse cargo de las decisiones tomadas, incluso no siendo siempre las idóneas, es el primer paso para un liderazgo coherente y fuerte en tiempos de crisis.

2. Guían hacia metas comunes: para lograr que diversos individuos, equipos y organizaciones colaboren efectiva y rápidamente, debemos ser capaces de encontrar objetivos que convoquen a todos/as y hagan sentido.

3. Adaptan estrategias y re-asignan recursos: en un escenario de incertidumbres, es tentador aferrarse a estrategias ya conocidas, pero la evidencia indica que lo más aconsejable es revisitar si éstas son relevantes o efectivas y adoptar nuevas estrategias si es necesario.

4. Balancean experiencia, análisis e intuición en la toma de decisiones: en la medida que la información es incompleta, no podemos basarnos sólo en el camino racional, sino que también es necesario actuar con intuición – basada en la propia experiencia – en especial en situaciones de urgencia, escuchando y conectando empáticamente con las personas más afectadas.

5. Sopesan y adaptan su experiencia al nuevo escenario: las crisis significan nuevos problemas y es necesario ajustar la experiencia a las nuevas condiciones.

6. Flexibilidad para colaborar con redes existentes y emergentes: toman lo que hay, entienden lo que falta e incluso son capaces de adaptar su estilo de relacionarse para incluir a nuevos actores involucrados. Hacen un uso inteligente de los recursos disponibles.

7. Son hábiles en manejar su propio estrés: el estrés existe y está presente en quien lidera y en todos quienes lo rodean. Ser exitosos en su manejo significa aceptar que la situación es difícil, anclarse hacia una misión o valores más grandes que la situación de crisis revela y recurrir a su propia comunidad por apoyo.

 

Cada uno/a de nosotros/as puede llegar a ser un/a líder en tiempo de crisis y si hay una habilidad transversal para manejarlas exitosamente es la habilidad de aprender de la crisis. Tal vez nunca podremos predecir el impacto o alcance de una crisis, pero sí podemos conocer los comportamientos que nos ayudan a avanzar y generar satisfacción y éxito en los equipos. Para eso se requiere la apertura necesaria que nos permita aprender de ellas. 

Puedes revisar cómo aplicamos estos conceptos en un programa con Walmart aquí y si te interesa desarrollar este trabajo con tu organización, contáctanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *