Columnas

¿Cómo construir una Cultura de Diversidad e Inclusión en las Organizaciones?

Una mirada sobre las acciones claves para generar una cultura de la inclusión.

Escrita por Felipe Villarreal, Socio Director de Trébol Consultores.

El respeto a la diversidad, el valor de la inclusión, la no discriminación y las buenas prácticas de responsabilidad social empresarial. Estas frases son cada vez más frecuentes a la hora de pensar en organizaciones cada vez más saludables y acordes a los tiempos modernos. Naturalmente, la mayoría de las personas tienden a estar de acuerdo con estas declaraciones, pero una vez que se deben comenzar a tomar acciones al respecto, aparecen algunas confusiones por dónde seguir.

Primero, siempre es necesario plantearse: ¿Por qué la inclusión? Por qué no es más fácil trabajar en organizaciones homogéneas donde haya menos discusión y mayor afinidad entre sus integrantes? Ante esto, la respuesta está estudiada y confirmada: la diversidad trae una serie de enormes beneficios, desde aumentar tus ingresos y ganancias, pasando por aportar en innovación y en una mejor toma de decisiones hasta la simple concepción de que apoyar la diversidad es “lo correcto” y permitirá darle a cada individuo una oportunidad, aportando a un mundo más justo y equitativo.

Sin embargo, decirlo y hacerlo siempre son dos cosas muy distintas. Para facilitar este avance, Trébol Consultores ha ido desarrollando un cuerpo de conocimiento y experiencia que nos indica cuáles son los pasos críticos a la hora de construir organizaciones inclusivas.

  1. Crear una estructura: el tipo de estructura dependerá del tamaño y característica de la organización (puede ser desde un cambio de tareas en una persona con un rol clave, hasta un asesor o un departamento completo) pero debe ser consistente y relevante para la cultura de esa organización.
  2. Escoger un foco: siempre habrán muchas dimensiones por dónde partir, pero elegir algunas temáticas como personas en situación de discapacidad, migrantes, diversidad sexual, equidad de género, es una buena forma de empezar a visibilizarlo y tomar acciones concretas.
  3. Construir relaciones y convocar aliados: no puede ser la batalla de unos pocos, sino que se requieren apoyos de líderes, personas claves y/o áreas específicas. Muchas veces ayuda a construir un discurso en común y que éstos agentes claves ayuden a difundirlo.
  4. Desarrollar claras políticas antidiscriminación: suele ser una piedra fundamental de las organizaciones que avanzan hacia la inclusión efectiva: llegar a un consenso sobre lo que vamos a entender por inclusión y por discriminación y transmitirlo en un texto que dé lineamiento de principios y buenas prácticas. Lo que hacer y lo que no hacer.
  5. Capacitar, formar, educar: Hoy existen múltiples formas de hacerlo, pero una cosa es segura: HAY que hacerlo, para lograr un traspaso significativo de lo declarado y puesto en el papel. Trébol Consultores ha desarrollado varios programas en esta línea.

Para cada etapa, es necesario contar con especialistas y/o asesores del tema que ayuden en un proceso consultivo para ir tomando decisiones que son gravitantes sobre cómo se va a construir la cultura de inclusión dentro de tu organización. Pero una cosa podemos asegurarte: traerá enormes beneficios para todos las y los colaboradores involucrados.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *